La verdad sobre la punción seca

0
887
puncion-seca-deporte-fitness-crossfit-infowod
- Colaboradores -

Ya una vez empezados nuestros propósitos de año nuevo y de dejar atrás todo lo que queremos cambiar para este 2016, vamos a nuestro box convencidos de mejorar y aumentar  nuestras marcas de R.M. Le pedimos a nuestro coach que los wods sean más duros, que ponga carrera, más clases de halterofilia para mejorar nuestra técnica. Nos ponemos a dieta porque este año, aparte de vernos mejor, queremos optimizar nuestro rendimiento y sentirnos más ágiles en los movimientos gimnásticos.

Estamos tan atraídos en nuestra idea de mejorar que el descanso no lo contemplamos como necesario y empezamos a meternos a clases de Strongman, salir a correr por las mañanas, e incluso, hay semanas en las que no paramos ningún día de entrenar. Hasta que llega un día y sentimos un crujido, un dolor intenso, no podemos respirar bien y, asustados, acudimos a nuestro terapeuta de confianza.

Una vez en la consulta, le comentamos lo que nos duele y cómo nos lo hemos hecho, y le pedimos la fórmula mágica para que nos quite nuestras molestias en el momento. Eso sí, en lo que nos diga no pueden entrar las palabras “descanso”, “más despacio”, “menos peso”, “céntrate en la técnica” porque somos crossfiteros y eso no lo entendemos (¡¡jajajajaja!!).

Entonces, el terapeuta nos habla de una terapia que nos convendría que se llama punción seca y que funciona muy bien sobre los dolores musculares. Empezamos a ver que saca agujas y ya, temiendo lo peor, le preguntamos en qué consiste y qué va a hacer con nosotros. Nos comenta que es una técnica semi-invasiva que utiliza agujas de acupuntura para el tratamiento de la afección músculo-esquelética conocida como punto gatillo.

puncion-seca-crossfit-fitness

 

¿En qué consiste?

El punto gatillo es donde se concentra el dolor en tejidos musculares o en sus inserciones tendinosas. Son los puntos donde un tejido muscular está más acortado o, como los solemos conocer, nudos o contracturas, y son de origen desconocido pero suelen formarse por sobrecarga muscular. Las zonas más frecuentes donde aparecen suelen ser en la musculatura de la cabeza, cuello, hombros, brazos, piernas y la parte baja de la espalda.

Dentro del tratamiento de los puntos gatillo existen numerosas técnicas entre las que se encuentran masajes, estiramientos, compresión isquémica, la técnica de Jones, ultrasonidos, electroterapia, infiltración, cyriax… entre otras técnicas que se utilizan en la práctica clínica.

Entre todas ellas, la punción seca se ha revelado como una técnica muy eficaz para inactivar los puntos gatillo. La punción seca consiste en la desactivación de los síntomas locales (dolor) generados por el punto gatillo. Para ello, introducimos la aguja en el punto gatillo para provocar una respuesta espásmica involuntaria (contracción) que luego permitirá la relajación posterior del músculo. Desencadena un reflejo en el tejido contraído y estimula cambios biológicos que permite que mejore la circulación sanguínea y que dicho tejido mejore.

Dentro de la punción seca existen tres maneras diferentes de ejecutarla:

  1. Punción superficial o técnica de Baldry

    Consiste en la introducción de la aguja de acupuntura en la piel y en el tejido subcutáneo que recubren el punto gatillo a una profundidad máxima de un centímetro, sin llegar a penetrar en el músculo.

  1. Punción profunda

    Consiste en la punción de los puntos gatillo situados en los músculos profundos. Por ello las agujas deben introducirse hasta llegar al punto gatillo. El tamaño de la aguja que se va a emplear lo determina la profundidad y del músculo en el que se encuentra el punto gatillo.

  1. Electroacupuntura

    Consiste en aplicar corriente eléctrica usando las agujas empleadas en la punción como electrodo, con la intención de eliminar el punto gatillo y su banda tensa. Esta corriente se aplica utilizando electrodos pinza que se fijan en la parte de la aguja que queda fuera de la piel.  

Las contraindicaciones de la punción seca son bastante escasas, al igual que los peligros y las complicaciones. Dos contraindicaciones que sí son importantes a tener muy en cuenta es el miedo a las agujas y practicar la punción profunda en personas con alteraciones de la coagulación sanguínea.

Otras prohibiciones son ejercer la punción profunda a mujeres embarazadas, especialmente durante los tres primeros meses de gestación, y después de este periodo, siempre y cuando la zona a tratar pueda afectar al feto, ser alérgico a los metales o hacer la punción sobre zonas de la piel que presenten algún tipo de herida o cicatriz, enfermedades dermatológicas, infecciones o tatuajes.

El material que se utiliza para este tratamiento es muy simple: algodón y alcohol para limpiar la zona que se va a tratar, guantes que utiliza nuestro terapeuta y agujas estériles con guías de diferentes medidas, según las zonas a tratar.

Mi experiencia con esta terapia ha sido bastante buena. La he utilizado en los trapecios, hombros y bíceps ya que se me cargan bastante al hacer las dominadas. Los espasmos que surgen al hacer la punción sobre el punto gatillo es una sensación bastante desagradable pero se aguanta bien el dolor y el efecto que tienes al rato de tratarte es como si tuvieras unas agujetas terribles.

Si te ha gustado este artículo, compártelo y ayuda a que otros puedan leerlo.
Tu puedes seguir leyendo este otro que es super interesante: Kinesiotape: ¿Qué son esas vendas de colores?

- Colaboradores -
COMPARTIR
Iván García - Fisioterapeuta deportivo
Fisioterapeuta, profesor de pilates, trx, crossfit level 1, entrenador personal, nutricionista deportivo y estudiante de osteopatía. Especializado en la terapia deportiva y al entrenamiento fucional y personal

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here