Cómo superar una lesión y no morir en el intento

0
324
lesiones-crossfit-superar-injures-infowod
- Colaboradores -

El Crossfit, como cualquier deporte, puede sobrecargar músculos y articulaciones a pesar de su correcta ejecución, e incluso generar lesiones más o menos importantes. No es que sea un deporte lesivo, es que la práctica exigente de cualquier deporte conlleva ciertos riesgos. Pero recuperarnos de una lesión no tiene por qué retrasarnos más de la cuenta nuestra vuelta a los entrenamientos, ni hacer que desistamos en el intento. Si eres un crossfitero que está pasando por esta situación, apunta estos consejos para saber cómo superar una lesión y no morir en el intento.

Tras realizar numerosas entrevistas a profesionales de la fisioterapia (Wiese et al. 1991), los expertos concluyeron que las principales características que definen a los deportistas que mejor se recuperan de sus lesiones, se refieren a aspectos psicológicos. Esto se debe a que dichos aspectos contribuyen de manera decisiva a que el deportista siga un adecuado proceso de rehabilitación.

1. Implícate de forma activa

Exprésale al fisio tus preocupaciones, tus sensaciones y todas tus dudas relacionadas con la lesión. Esto facilitará que recibas la información necesaria para entender la situación. Como se suele decir, la información es poder, y es que conocer el alcance y los pormenores de nuestra lesión puede ayudarnos a comprender el proceso y favorecer nuestra implicación activa. Para ello, es fundamental que haya una buena comunicación entre nosotros y el especialista, permitiendo nuestra participación en las decisiones terapéuticas y generando así un compromiso que favorece la adherencia al tratamiento. Aquellos deportistas que no se involucran en el trabajo de rehabilitación, adoptan una actitud pasiva que conlleva al mal desarrollo de los ejercicios y al consiguiente retraso en la recuperación.

2. Controla las expectativas y se realistas

En la misma línea, tener información suficiente sobre el alcance de la lesión, la duración aproximada, el ritmo de recuperación y demás parámetros relevantes, nos ayudará a crear una visión realista que nos permita hacer un planteamiento acorde con la situación y anticiparnos a las posibles dificultades que puedan aparecer. Los atletas que generar expectativas falsas sobre el tiempo, el alcance o el futuro de la lesión y su recuperación pueden acabar generando emociones adversas que van desde la ansiedad, la ira, la frustración e incluso la depresión, pudiendo caer en el abandono del proceso de rehabilitación.

3. Plantéate la rehabilitación como un reto alcanzable

Se trata de plantear una serie de objetivos, desafiantes pero alcanzables, respecto a cada paso de la rehabilitación. Esto nos ayudará a sentirnos más útiles y nos dará una percepción de que somos nosotros mismos los que controlamos la situación. Se crea así una sensación de dominio que influye en el estado de ánimo y en la capacidad de controlar el impacto emocional que supone sufrir una lesión deportiva. Por el contrario, adoptar una actitud de abandono produce un sentimiento de indefensión, característica que poseen los deportistas que peor se recuperan de sus lesiones.

4. Ten confianza en ti mismo y en el equipo médico

Siguiendo con lo anterior, percibir que tenemos control sobre el avance de nuestra recuperación, nos dota de un sentimiento de confianza en nosotros mismos y de eficacia en las decisiones del equipo médico. De esta forma se consigue mantener una motivación elevada que es decisiva para mantener la adherencia al tratamiento.

5. Aprovecha el tiempo que dure la lesión

Además de las tareas de rehabilitación, también puedes aprovechar el tiempo en otras actividades relacionadas con el Crossfit y a las que solemos dedicar menos tiempo. Puede ser un buen momento para: dar un merecido descanso a nuestros músculos y articulaciones, reflexionar sobre nuestros objetivos y replantear metas personales, invertir tiempo en leer artículos y ver vídeos sobre aspectos técnicos y estratégicos sobre los que no hemos profundizado hasta ahora. Podemos aprender más sobre nutrición, parcela fundamental para mejorar en nuestros entrenamientos. En función de la lesión que suframos y las recomendaciones de los especialistas, podemos seguir practicando determinados ejercicios que nos ayuden a mantener la forma física. Si tenemos un psicólogo deportivo, también puede ser el momento de aprender ciertas habilidades psicológicas que favorecerán el rendimiento deportivo tras la lesión. Se pueden aprender técnicas de control del estrés, estrategias atencionales y demás técnicas cognitivas que pueden ayudar a retomar los entrenamientos y la competición sin los temores que a veces aparecen cuando se vuelve tras un periodo lesionado.

Otra parcela sobre la que podemos invertir tiempo es en el ocio y los amigos, actividades que a veces abandonamos por los entrenamientos. No hay que olvidarse que en el proceso de rehabilitación también influyen aspectos como: la disciplina y la dedicación, el esfuerzo, la tolerancia al dolor y el apoyo social de compañeros, entrenadores y familia.

¡Ánimo! Las lesiones son duras y seguro que pasarás por momentos de bajón, pero trata de fijarte en lo que suma. Son momentos de superación de los que podemos aprender mucho sobre nosotros mismos y nuestras fortalezas. No olvidemos que aquí hablamos sobre lesiones recuperables. Más adelante hablaré sobre la forma de afrontar una lesión de las que pueden suponer un cambio drástico en nuestra práctica deportiva o la retirada definitiva de la competición.

- Colaboradores -
COMPARTIR
Mercedes Buatas - Psicóloga deportiva
Psicóloga deportiva. Experta en coaching y en exprimir la vida. Especialista en desafiar a los problemas y superar retos. Enamorada del crossfit y amante del deporte en general. Cuando mis piernas no pueden más, mi mente moviliza mi cuerpo. "Levanta la cabeza, toma aire y continúa. Lo único imposible es aquello que no intentas".

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here