Spartan Race: La tanda de los héroes

1
473
spartan-race-barcelona-2017-entrena-como-un-heroe
- Colaboradores -

El último fin de semana de mayo se celebró la Spartan Race en Barcelona, probablemente la carrera de obstáculos más popular y a la vez exigente del país.

Tres distancias, miles de participantes y cientos de historias de superación pero ninguna como las que se viven en “la tanda de los héroes”, la más especial de todas.

Para “nuestra manada”, la Spartan en Barna es casi una meca, llevamos tres años acudiendo en grupo, corriendo juntos, ayudándonos y sufriendo codo con codo. Personalmente corro las tres distancias para poder así acompañar a todos los socios que se apuntan. Una “puta paliza” que merece la pena solo por ver los progresos que han hecho a lo largo del año y, sobre todo, por vivir a su lado momentos tan emotivos.

Este año además de la Trifecta sumé una cuarta tanda. Repetí la Sprint en la tanda de los héroes, gracias a Ilunion, que me permitió acompañar a Raquel Escoda, junto a Paula, Òscar y su hermana Ruth en dicha aventura. Raquel fue la primera socia con discapacidad psíquica que empezó entrenando en WODS y un año después ya son nueve héroes y heroínas que todos los miércoles entrenan junto al resto de socios durante una hora de esfuerzo e integración  

Las clases de Special no solo nos sirven para motivar a estos chicos a moverse, a llevar una vida más activa y sobre todo a creer en sus posibilidades, sino que nos ayudan, y mucho, al resto para ver los problemas con perspectiva y las limitaciones con recelo…

¿Cómo que no puedo?

Sí quiero… ¡claro que puedo!

 

spartan-race-barcelona-2017-entrena-como-un-heroe
Foto cecida por Entrena como un Héroe

Es cuestión de trabajar, tener fe y paciencia hasta encontrar la manera

Y eso hicimos con Raquel y el resto de chicos de Ilunion, encontrar la manera para que pudieran acabar la Spartan Race en la tanda de los héroes.

UNA TANDA MUY ESPECIAL

Desde hace un año aproximadamente Ilunion Hoteles y Spartan Race firmaron un acuerdo de colaboración. La cadena hotelera se convertía de este modo en los hoteles oficiales de las carreras, dando apoyo a la organización y descuento a sus corredores.

Ilunion tiene como peculiaridad que en su plantilla, de más de 33.000 trabajadores, casi el 40% son personas con algún tipo de discapacidad.

En el acuerdo de colaboración incluyeron el compromiso de incluir en cada carrera La tanda de los héroes: una categoría de Sprint (+ 5 km) donde correrían participantes que apoyasen distintas causas solidarias, junto a un grupo formado por trabajadores de la cadena hotelera.

El objetivo final es que todo el grupo trabaje en equipo y llegue a meta al mismo tiempo, sin que nadie se quede atrás, demostrando que todo es posible si se unen fuerzas.

Y eso fue lo que hicimos…

Esta actividad deportiva refleja el trabajo diario y conjunto de los empleados de la compañía por la integración social. Además, es una buena oportunidad para poner en valor la capacidad de superación y el esfuerzo de las personas con discapacidad

ESPARTANOS, ¿CUÁL ES VUESTRO OFICIO?

¡¡¡AROOOO, AROOOO, AROOOO!!!

Con este grito de guerra empieza la aventura y dan inicio todas las tandas de la Spartan, incluida la de los héroes.

Muchos nervios y alguna que otra lagrimilla.

Acababa de llegar de correr la Beast, con apenas tiempo para recoger la medalla, beber agua y volver a la linea de salida después de 4 horas 45 minutos y casi 27 kilómetros de trail con obstáculos. Entre el cansancio y la emoción del momento fue inevitable que se me humedecieran los ojos. La primera de muchas durante la carrera…

CORRE Y CALLA

Le dijimos a Raquel que ella era la capitana del equipo y que debía de marcar el ritmo, sin prisa pero sin pausa, uno que le permitiera avanzar lo más rápido posible pero sin bajar el ritmo. Y eso hizo, empezó a tirar y nosotros detrás. Poco a poco nos fuimos separando del grupo. En ningún momento paramos pero las primeras cuestas supusieron un primer desafío para Raquel.

Durante toda la carrera fuimos muy bien acompañados por David López y Miguel Ángel Carrascoso, de Ilunion, y Beatriz Crespo, de Freedom and Flow y Spartan Race.

Tengo que confesar que la caña que nos metió Bea en los primeros kilómetros para que no nos alejásemos del grupo puso a prueba mi paciencia :-).

Íbamos al ritmo que marcaba Raquel y aunque ella no se detuvo en ningún momento, correr por montaña no es su fuerte. De momento. De todos modos entendí que querían que llegásemos todos juntos y su cometido era asegurarse de que toda la tanda de Ilunion cruzase el fuego a la vez. Y vaya si lo consiguió.

Raquel no solo no paró en ningún momento sino que no paro de cascar durante toda la carrera. Cuando el cansancio se lo permitía… comentario que soltaba. ¡No se calla ni debajo del barro!

Gracias al equipazo que teníamos y a la ayuda de David, Miguel Ángel y Bea, Raquel pudo pasar todos los obstáculos. Muros, zarzas, barro, equilibrios, troncos, ruedas… estaba “on fire”. En las monkey bars, Óscar y yo tuvimos que cogerla a hombros para que pudiera pasarlos. Trabajo en equipo.

La lanza se nos resistió a ,prácticamente, todos y en la cuerda Raquel hizo la adaptación con la que solemos trabajar en WODS, que consiste en tumbarse y levantarse varias veces traccionando de la cuerda.

Tuvimos que ayudarla en muchos obstáculos, sí, pero como a un gran porcentaje de espartanos y espartanas que participan en la carrera y también necesitan ayuda.

Una compañera le dijo a Raquel algo así como que iba muy bien acompañada, que tenia un equipazo a su lado. En ese momento Raquel se acordó de sus compañeros de Special que no pudieron participar y contestó “sí pero aquí solo está la mitad, la otra mitad no ha podido venir”.

ÉPICO FINAL

Y llegamos a la recta final donde nos tuvimos que enfrentar a dos de los obstáculos más difíciles para Raquel. Primero nos cruzamos con la pirámide de redes. Técnicamente no es complicada, pero sí que es cierto que, debido a la altura, puede suponer un reto para muchas personas con vértigo.

Raquel pudo subir sin problemas pero una vez arriba, cuando tenia que cruzar de un extremo al otro, se bloqueó. En ese momento estábamos Paula, Óscar, Ruth y yo a su alrededor animándole hasta que Bea nos advirtió que debíamos de separarnos y salir de ahí. Por seguridad no podíamos estar tantas personas en un mismo punto de la red. Nos quedamos su hermana y yo. Imagino que entre el miedo, los nervios y la presión de ser el centro de atención Raquel se paralizó y dijo que no se movía. Ni para adelante ni para atrás.

Le dije que no podía rendirse, que ya había cruzado casi la mitad y que no había marcha atrás… pero no había forma. El miedo se había apoderado de ella.

Empecé a darle vueltas a la situación para encontrar el modo de pasar el obstáculo.

¿Cuál es el problema?

La altura  

A Raquel le paraliza ver el suelo a tanta distancia.

Ok, demosle la vuelta.

Le dije que se sentará e hiciera la araña, desplazándose a cuatro patas mirando al cielo, apoyando el culo en la red.

Y funcionó.

Después de unos minutos de mucha tensión… logró pasar la pirámide.

Quedaba la traca final.

El muro inclinado con agua y cuerdas antes de la meta.

Aquí la experiencia de Bea, David y Miguel Ángel y la ayuda de más compañeros y voluntarios fue clave para que Raquel consiguiese subirlo. Sin ellos no hubiéramos sido capaces. ¡GRACIAS!

En primer lugar formamos una pirámide al más puro estilo Castellers (típico de nuestra tierra) donde tres espartanos hicieron un pilar apoyados en el muro. A partir de ahí empezó Raquel a subir la cuerda mientras Bea tiraba de ella desde arriba y yo le empujaba desde atrás y a su vez Miguel Ángel me empujaba a mi.

Empujamos con todo, incluso con el alma.

Estábamos tan cerca de la cima del muro que no podíamos rendirnos. Y menos aún cuando escuchábamos a tanta gente gritando con todas sus fuerzas, animándonos para que no nos rindiéramos.

Allí estaba gran parte de nuestra “manada” de WODS, chillando como si no hubiera un mañana.

Ellos también empujaron con el alma.

Gracias al trabajo en equipo… ¡lo conseguimos!

spartan-race-barcelona-2017-entrena-como-un-heroe
Foto cecida por Entrena como un Héroe

Raquel superó el último obstáculo y lo primero que hizo fue ir a abrazar a “la manada” que le esperaba en un lateral.

A partir de ahí todo fueron lágrimas, sonrisas y felicitaciones. Raquel hizo lo imposible. Todos los héroes de Ilunion lo habían hecho. Lo habíamos conseguido.

Raquel Escoda:Estaba tranquila porque aunque era la primera vez que corría si alguna cosa me costaba hacerla sabía que me ayudarían. Cuando vi lo que eran algunas pruebas pensé uff costaran pero ‘la manada’ me dio confianza y seguridad, por eso cuando me preguntó mi madre si estaba convencida de correrla le dije que ¡Sí!”

TODOS PODEMOS SER HÉROES

Es cuestión de actitud. Es cuestión de trabajar, tener fe y paciencia hasta encontrar la manera. Quedó más que demostrado que la mayoría de obstáculos y barreras son mentales.

Que si quieres… ¡puedes!

Y que merece la pena trabajar en equipo y ayudar a los demás.

Durante todo el fin de semana viví momentos increíbles, acompañando a “mi manada” pero, sin duda, los más intensos fueron en la tanda de los héroes.

Como cuando vino la madre de Raquel para darme las gracias entre lágrimas por todo lo que habíamos hecho por ella, por la confianza que había ganado gracias al entrenamiento y cómo había cambiado en apenas un año.

Otra vez llorando. Puta vida.

No puedo cerrar el articulo sin dar las gracias a Ilunion y Spartan Race por darnos la oportunidad de vivir dicha experiencia. A David, Miguel Ángel y, en especial, a Beatriz por apoyarnos durante todo el trayecto y liderar la tanda. A todos los héroes que nos esperaron para cruzar la meta juntos. Fue un placer conocer y correr al lado de grandes personas como Trini y Oscar

spartan-race-barcelona-2017-entrena-como-un-heroe
Foto cecida por Entrena como un Héroe

Y cómo no a Raquel, por ser un ejemplo para todos nosotros.

Felicidades y gracias ¡espartana!

Ruth Escoda (Hermana de Raquel): “A día de hoy aún me cuesta expresar lo que sentí durante la Spartan al lado de mi hermana, fue un volcán de emociones que ni yo sabía que podía llegar a sentir… La veía y pensaba que hasta a mi, que siempre creo que soy la que más cree en ella (mi madre seguro que discrepa 🙂 ) me estaba sorprendiendo de la fuerza mental que tiene. En obstáculos dónde a mi se me escaparon lágrimas la primera vez que me enfrenté a ellos, ella venció al miedo y los superó. Creo que, para bien o para mal, está mucho más acostumbrada que yo a tener que superar en su día a día barreras inexistentes para la mayoría, e hizo buena muestra de ello el día de la carrera.”

 

- Colaboradores -
COMPARTIR
Dani García 'Dawizard'
Soy un cumplidor de sueños y tengo una misión: Ayudar, inspirar y motivar a las personas a mejorar sus hábitos, cumplir sus sueños y sacar al superhéroe que llevan dentro. Redactor y co-fundador de ENTRENA COMO UN HÉROE.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here