Crossfit y embarazo: ¿beneficio o riesgo?

0
3760
crossfit-embarazo-beneficio-riesgo-embarazada
- Colaboradores -
Nike – Toppost Regular
Reebok – Toppost outlet

Seguro que conoces algún caso de una mujer practicante de crossfit u otra actividad física que se queda embarazada y comienza a plantearse dudas, ¿puedo seguir haciendo deporte? ¿Será malo para el bebé? ¿Que ejercicios podrían ser perjudiciales?

En las últimas décadas ha cambiado completamente la idea tradicional de las mujeres deportistas que se quedan embarazadas, puesto que se asumía que el deporte era sinónimo de riesgo fetal. Además, no era tan habitual como hoy en día la práctica deportiva en el sexo femenino. Actualmente, muchos son los estudios que giran entorno al embarazo y a la mujer y aclaran cuestiones importantes.

Antes de decidir si hacer o no una actividad durante este periodo tenemos que tener claras dos cosas: si la mujer practicaba deporte previamente y a qué intensidad lo hacía, y el estado de salud en el momento del embarazo siendo éste de riesgo o no. Vamos a partir de la referencia de una mujer y un bebé sanos para la recomendación general de ejercicio físico: ¿qué hay que tener en cuenta?

  • Acudir al médico

    Acudir al médico a las revisiones correspondientes a la semana de gestación. El médico es el encargado de detectar anomalías y establecer los pasos a seguir en cada momento.

  • Advertir a los entrenadores

    Comunicarle a los entrenadores la situación en la que se encuentra, si hubiera alguna complicación o, simplemente, si durante una sesión hay algún problema (mareo, sensación de falta de aire, dolor abdominal…). Es muy importante que estén al tanto en todo momento, pues ellos van a guiar a la mujer de forma semanal en sus ejercicios.

  • Controlar la frecuencia cardíaca

    Controlar la frecuencia cardíaca mediante un pulsómetro. Esto ayudará a valorar la intensidad a la que se está sometiendo, sobre todo dependiendo del momento de embarazo en el que esté. En España, se recomienda no pasar de 150 pulsaciones por minuto.

  • Disminuir el ritmo

    Disminuir el ritmo habitual el primer trimestre, aumentarlo en el segundo y el tercero.

  • Adaptarnos a la nueva situación

    Tener en cuenta que el centro de gravedad se ve modificado y desplazado hacia delante. A la hora de hacer los ejercicios las sensaciones no van a ser las mismas y habrá que modificar la posición en ciertos ejercicios a lo largo de los nueve meses.

  • Evitar ciertas posturas

    Evitar la posición decúbito supino (tumbado boca arriba), ya que aumenta la presión intra-abdominal, disminuye la tensión y dificulta la circulación.

  • Controlar la situación en todo momento

    Evitar todo aquello que pueda hacer perder el equilibrio y sufrir una caída, del mismo modo recomiendo evitar barras o cualquier objeto pesado que pase cerca del abdomen y pueda provoca un traumatismo abdominal.

  • Hidratación

    Evitar temperaturas elevadas y mantener una buena hidratación durante la sesión, así como una buena alimentación que ayudará a establecer el peso ideal.

 

Aunque sigue habiendo mucha controversia sobre los límites a los que se puede llegar o el tipo de ejercicios a realizar, la práctica de ejercicio de fuerza-resistencia aeróbica durante el embarazo mejora el estado de salud materno-fetal, con una media de tres sesiones a la semana de entre 30-60 minutos cada día, afirmando que:

  • Disminuye el riesgo de hipertensión arterial y diabetes en el embarazo.
  • Disminuye el riesgo de trombosis venosa en la madre.
  • Disminuye el riesgo de obesidad y diabetes infantil.
  • Mejora la sintomatología músculo-esquelética (edemas en las extremidades, lumbalgias, limitaciones articulares).
  • Mejora el insomnio y disminuye el estrés, la ansiedad y los problemas psicológicos.
  • Una adecuada intensidad en el tercer trimestre de embarazo reduce el riesgo de parto por cesárea.
  • Diminuye el riesgo de parto prematuro.
  • Mejora la recuperación post parto.

Espero que este artículo te sirva de ayuda, tanto si eres entrenador, familiar o compañero, para quitarte el miedo cuando ves una embarazada haciendo deporte. Son capaces de hacer mucho más de lo que creemos, solo hay que controlar cada momento y estar en manos de los mejores profesionales.

- Colaboradores -
Wodbox – NovDic17 – Footer
COMPARTIR
Marta Puchán - Médico deportiva
Entrenadora de Crossfit desde hace 5 años y Graduada en Medicina. Fascinada por el cuerpo humano y de lo que somos capaces de hacer. Afortunada por unir mis dos grandes pasiones, el deporte y la medicina, y convertirlas en mi profesión. Más de hierros, de barras con kilos, o como llamamos en mi box “strongona” 100%. Feliz y agradecida por la gente que me rodea. Una frase que describe mi día a día: Si quieres algo, ve por ello y punto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here