Varios atletas suspendidos compiten en eventos no oficiales de CrossFit

El brasileño Pedro Martins lo hizo en el Hercules Functional de su país natal; mientras que Nasser Alruwayeh en el Wod Mayhem de Baréin

Hace unos meses, en esta misma revista comentábamos la ola de positivos por sustancias dopantes, y por ende prohibidas, en atletas de CrossFit a las puertas de los CrossFit Games. Entre los tantos nombres que se anunciaron, había el de Pedro Martins, a quien se le detectó Clomifeno, un receptor de estrógeno selectivo molecular; y a Nasser Alruwayeh, quien dio positivo por GW1516 o Cardarine. El primero fue suspendido por dos años; mientras que el segundo por cuatro.

No obstante, ambos nombres han sido puestos en los pasados días en el punto de mira por la comunidad CrossFit tras anunciarse la participación en diferentes competiciones de este deporte. El brasileño, quien a priori se clasificó para los CrossFit Games tras su buena actuación en la Semifinal Copa Sur de su país, acabó en primera posición en una competición sin licencia CrossFit de Brasil, la Hércules Functional. Pero esta no es su primera ni única participación en un evento después de la noticia de su suspensión. En los pasados meses, Martins, quien dejó su carrera de médico para centrarse en los CrossFit Games, ganó, también, los Cero Championship, los Mugo Games y el WodNation para embolsarse algo menos de 2.000 dólares en premios.

«Estas competiciones más pequeñas pagan poco y (ganar suficiente dinero) como atleta es más difícil. Saber que no puedo competir en CrossFit (eventos con licencia) es horrible. Pero tengo la oportunidad de seguir siendo resistente y entrenar más duro para lo que quiero conseguir en el futuro», esperó Martins para la revista digital Morning ChalkUp.

El otro caso es el del nacido en Kuwait, Nasser Alruwayeh, subcampeón del Far East Throwdown, y quien fue sancionado por cuatro años sin participar en ningún evento oficial de CrossFit por haber dado positivo en Cardarine o Endurobol en un control antidopaje. A pesar de su suspensión, el kuwaití inscribió su nombre en una competición tres meses después de la noticia para ganar el Wod Mayhem. O como se le conoce popularmente, el «principal evento de fitness de Baréin». Esta competición no tiene licencia oficial de CrossFit, no obstante,3 está organizada por el empleado de CrossFit, Ahmed Alsharaf.

Este pudo hablar con la revista anteriormente mencionada para valorar la participación del kuwaití: «Tuvimos un pequeño evento local y no vemos una razón para prohibir a nadie competir. Al fin y al cabo, no estamos aquí para juzgar a nadie, sino que esperamos permitir que los individuos se reduzcan», comenta. «Todo el mundo merece una segunda oportunidad, especialmente si se somete al proceso de apelación. Los atletas locales que asistieron se lo tomaron como un reto para vencerlo y estuvieron muy cerca», finalizaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here