Alfaro se tiñe de CrossFit en La Rioja Arena Games

Gradas durante el evento Fight Your Demonds
Durante el pasado fin de semana el municipio riojano pasó a ser el anfitrión de cerca de 900 atletas en la primera edición de La Rioja Arena Games

Ni el cielo encapotado que amenazaba con lluvia fue capaz de frenar las ganas de competición de CrossFit que ya se habían asentado en Alfaro. Sin embargo, el final no fue como se esperaba. El accidente de una atleta y la larga espera a la llegada de una ambulancia hizo ver que las condiciones no eran las adecuadas para continuar.

A esta cita deportiva acudieron grandes atletas, entre los que se encuentran Daniel Camacho, Inaxio Illarramendi y Félix Sobron, ganadores en la categoría individual ‘Élite Masculina’, así como Valentina Rangel, Iranzu Echevarría y Camila Granizo, top3 en ‘Élite Femenino’.  A su vez, el podio de la única categoría individual en ‘Rx’ (masculino) estuvo encabezado por Sergio Laje, Juan Ignacio Abril y Pablo García.

La Rioja Arena Games se trata de un proyecto en el que, desde el inicio, ha sentido el apoyo del Ayuntamiento. Así lo expresaba Marcos García, organizador del evento, quien se encontraba en un ir y venir constante entre los dos espacios en los que se desarrolló la competición. Durante dos días el Polideportivo La Molineta y la Plaza de Toros se llenaron de CrossFit.

Pay the Price, Jacdah, The Weakness, Fight Your Demons y The Classic, una final que tan solo pudieron disputar las categorías individuales ‘Scaled’, han sido las propuestas elaboradas para desafiar a los participantes. Su creación corrió a cargo de Alba Estrada, que se sentía con “nervios, pero también ilusión y ganas por saber qué les parece a los atletas”. Se avecinaba una jornada de retos y capacidades llevadas al límite.

Días de sudor y mucha arena

En total, 180 atletas individuales, 103 equipos y 130 parejas se repartieron entre las 14 categorías establecidas. A medida que avanzaba la primera jornada, los nervios se volvían cada vez más evidentes. Las gradas llenas de un público eufórico y las pistas ocupadas por los participantes dispuestos a dar el máximo generaban el ambiente más propio y característico del CrossFit.

Si en algo coincidieron todos los participantes, es que el evento más complicado fue Fight Your Demons (compuesto por air bike, sled pull, handstand walk y burpee box step over con dos mancuernas) llevado a cabo en la Plaza de Toros. Si bien es cierto que los ejercicios no eran nada nuevo para los atletas, sí lo era el espacio en el que se desarrollaban. La arena del recinto se acumulaba en el suelo, lo que impedía arrastrar el trineo, así como se quedaban pequeñas partículas en el aire, dificultando ver con claridad.

Del mismo modo, Jacdah, en el que se combinaban sandbag cleans y saltos a la cuerda con heavy rope, también se desarrolló en la Plaza. Aunque se trataba de un Wod formado por elementos más sencillos, la arena acrecentaba la dificultad de su realización. Eventos más sufridos, pero de los más llamativos de la competición. Llevarlos a cabo en este espacio, tan inusual en entrenamientos y competiciones, fue “curioso y divertido”, tal y como expresaba el atleta Félix Sobron.

CrossFit, comunidad ante todo 

A lo largo de estos dos días en los que se ha celebrado La Rioja Arena Games se ha podido presenciar cómo el CrossFit se asienta sobre los valores de la comunidad. Así se pudo percibir en las muestras de apoyo entre rivales cuando quedaban pocos minutos para completar el time cap y los sandbag cleans se resistían para algunos de los participantes. Gritos, bocinas y aplausos desde la grada apoyaban a los atletas para que completaran sus últimas repeticiones.

Pero, sin duda, el aspecto más significativo sucedió en la final de la categoría femenina ‘Intermedio’. Durante el desarrollo del Wod una de las atletas sufrió un accidente al caerse de la barra de dominadas, teniendo que ser trasladada hasta el servicio de urgencias más cercano. La participante fue atendida por las asistencias médicas, así como varias enfermeras y una médica que se encontraban en el público, durante los minutos de espera hasta que llegase la ambulancia, ya que no se encontraba ninguna en las inmediaciones del recinto.

El resto de participantes de la categoría optaron por no continuar con la final en solidaridad con la compañera. Ante la tentativa inicial de la organización por proseguir con la competición, finalmente se decidió suspender el evento y realizar una entrega de premios (según los resultados obtenidos con los cuatro primeros Wod) más reducida sin excesivas celebraciones: ni podio ni espectadores. La atleta salió horas después del hospital, recibiendo el cálido abrazo de las personas que allí la esperaban.

El contratiempo surgido en la final del evento ha dejado en claro la importancia de contar con el equipo sanitario necesario para garantizar, si se precisa, una actuación rápida y eficaz. Con un desenlace afortunadamente feliz, todos los que formaron parte en La Rioja Arena Games han demostrado cómo ‘comunidad’ se antepone al hecho de ganar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here