Soy nuevo: ¿el CrossFit es lesivo?

0
2508
crossfit-lesivo-nuevo-entrenando-hacer-novato
- Colaboradores -

Como todos los años, uno se propone cosas por hacer y cumplir a lo largo del año, ya sean pequeñas o grandes, pero al final se nos olvidan y las terminamos dejando de lado, sin cumplirlas otra vez más.

Unas de las más comunes es dejar la vida sedentaria y empezar a hacer algo de deporte, pero, ¿qué deporte?, ¿y a mi edad empezar en algo nuevo?, ¿se reirán de mí por no saber hacerlo?, ¿no me lesionaré al segundo día?, ¿pegaré con la gente de allí? No tengo un cuerpo fitness y no quiero hacer el ridículo…

Entonces, un día un amigo te comenta que él está haciendo CrossFit y que le va muy bien. Ha conseguido adelgazar y ha mejorado su condición física casi sin darse cuenta. Te comenta que el ambiente en su box es extraordinario y que hay todo tipo de personas, edades y condiciones.

Lo que te cuenta te gusta y te da por mirar vídeos en Internet para saber qué es ese deporte. De repente, encuentras vídeos de auténticos titanes y valkirias moviendo barras que parece que pesan una tonelada, corriendo como demonios y haciendo dominadas como si no hubiera un mañana, y piensas: “¡esto es demasiado, me lesionaré!”

¿El CrossFit es lesivo?

Muchas son las personas que opinan y creen que este deporte es muy lesivo, sin siquiera haberlo practicado, pero eso no tiene nada que ver con la realidad.

Este pensamiento viene generado por los comentarios o vídeos que se ven de CrossFit. Solo se ve que las personas que lo practican acaban por los suelos, faltos de oxígeno o con las manos abiertas por las ampollas rotas. También se piensa mal de él porque suele ser un entrenamiento de alta intensidad y eso implica un alto rango de pulsaciones, pero eso solo ocurre con atletas de alto rendimiento, para cualquier otra persona que solo quiera mejorar su salud no tiene por qué ser así. Se puede parar cuando uno lo necesite, ponerse cargas cómodas o realizar otro tipo de ejercicios que no nos den miedo.

No es un deporte fácil debido a que involucra muchos movimientos de otras disciplinas, pero ejecutándolos con la técnica adecuada no tiene por qué ser dañino para nuestra salud.

Es un deporte para todos los públicos debido a que la dificultad del entreno se puede escalar tanto en pesos como en la dificultad del movimiento.

En esta parte nuestro coach es fundamental. Él es el encargado de enseñarnos la técnica de los movimientos y estar atento de su correcta ejecución. También es el encargado de escalarnos la dificultad de los movimientos, según los ejercicios que quiera poner en el entreno.  Unos ejemplos claros pueden ser: hacer dominadas con goma o, aún más fácil, hacer remos en anillas y jugar con la inclinación como en un Trx. Si no sabemos manejar bien la barra de halterofilia podemos trabajar con las kettlebell o utilizar los balones medicinales. Pasa lo mismo con las flexiones pino, podemos ponernos más almohadillas, apoyar las rodillas en el cajón o simplemente aguantar unos segundos en la posición.

Valora tu trabajo

Esta nueva manera de entrenar llamada CrossFit, que amas y odias a partes iguales, tiene un punto que no te termina de convencer, porque siempre acabas el último en todos los WOD y eso que apenas llevas peso.

No te preocupes, eso le pasa a todo el mundo cuando empieza, lo que tienes que hacer es seguir entrenando cada día y, por mucho que puedas llegar a fallar, no rendirte nunca.

Son ejercicios y habilidades bastante difíciles de ejecutar y aprender, que conllevan un tiempo. Si no te sale a la primera no debes preocuparte, sólo tienes que seguir practicando con los consejos e indicaciones de tus coaches.

La halterofilia es bastante técnica, y uno de los movimientos más complejos es la arrancada (‘snatch’). Aunque veas que varios de tu box manejan bastantes kilos, tú te tienes que centrar en la técnica y  la ejecución, no en los kilos que puedas llegar a mover. Tiene que primar el movimiento frente a lo pesado de la barra, así podrás aumentar los kilos sin que sea un movimiento lesivo para ti.

En lo que a habilidades se refiere o a movimientos gimnásticos, también ocurre lo mismo, no nos podrán salir los muscle up si no conseguimos dominar los kipping pull ups. Sin olvidarnos de lo frustrantes que son los dobles de comba, encadenas pocos y cuando te trabas el “latigazo” es bastante doloroso. Pero son movimientos que debemos hacer aparte de las clases específicas de esa técnica. En la parte de las dominadas con sus variantes es beneficioso para ti que utilices gomas más finas (si las haces con goma) y los dobles hacerlos aunque te tropieces demasiado. Estos son algunos ejemplos de movimientos que debemos hacer en los WOD aunque nos dé el time cap o seamos los más lentos de la clase.

En cuanto a movimientos funcionales, es importantísimo que no quieras recortar el movimiento, ya sea porque estás cansado o porque quieres robarle segundos al crono. Eso creará manías en tu ejecución del movimiento, que luego más adelante serán muy difíciles de corregir y te limitarán a la hora de mejorar. El ejemplo más claro es la sentadilla: si uno se acostumbra a no romper el paralelo, después es muy difícil que salgan bien otros movimientos como los wall ball, los saltos al cajón (por no estirar arriba) o los movimientos de halterofilia.

Otros ejemplos de movimientos lesivos si son mal ejecutados pueden ser los wall-climb o los kb swing. En los wall-climb es mucho mejor, aunque canse más, trepar por la pared y tocar con la nariz que recortar el movimiento y tocar con el muslo forzando la hiperextensión de la columna. Este simple gesto a la larga te podrá crear problemas en tu zona lumbar.

Así que no te debes enfadar porque no te salga bien el WOD o porque en mitad del mismo el coach te corrija, todo es por tu bien y para que no te lesiones. Tampoco te has de menospreciar porque lleves menos peso que los Rx´s, ellos llevan más tiempo que tú practicando este deporte. Es normal que lleven más carga y sus movimientos sean más complejos, pero has de ser consciente de que por ponerte más peso por querer ponerte a su nivel no será bueno para ti, todo lo contrario, será más lesivo.

En esta parte tu ego debes de tenerlo relajado y admitir tus derrotas para aprender bien un deporte que es nuevo para ti. Da igual que personas que tú consideres de peor condición física  te superen, tú debes de centrarte en tu trabajo y dejar de lado tu ego. Para que en un futuro tus compañeros y entrenadores te feliciten por la mejoría.

En resumidas cuentas, el CrossFit no es lesivo, solo son lesivos un mal entrenador, un recorte del movimiento y tu propio ego.

¡¡Disfruta de esta disciplina deportiva!!

- Colaboradores -
COMPARTIR
Iván García - Fisioterapeuta deportivo
Fisioterapeuta, profesor de pilates, trx, crossfit level 1, entrenador personal, nutricionista deportivo y estudiante de osteopatía. Especializado en la terapia deportiva y al entrenamiento fucional y personal

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here