Nuevo lío por dopaje en el CrossFit: Lize Burns niega haber tomado sustancias prohibidas

Lize Burns recibió la notificación que su muestra de orina del pasado 18 de junio había dado positivo. Ella lo niega y denuncia irregularidades en el proceso de las pruebas

Tras la afirmación del atleta Nycolas Joyal sobre haber ingerido substancias prohibidas para mejorar su rendimiento, el mundo del CrossFit presencia otro episodio sobre el dopaje. Lize Burns, miembro del CrossFit Commit Okavango con el que se clasificó en Ciudad del Cabo para los CrossFit Games, recibió una notificación sobre un supuesto positivo en su prueba de orina realizada el pasado 18 de junio, según ha podido confirmar la revista digital Morning Chalk Up.

No obstante, Burns niega el posible positivo y va más allá: afirma y denuncia supuestas irregularidades en el proceso de las pruebas de CrossFit donde la organización proporcionaba a diferentes atletas cerveza o bebidas con altas dosis de cafeína durante el control de antidopaje.

Aunque tanto la muestra A como la B dieron positivo por GW1516 (cardarine) el formulario de control de dopaje (DCF) incluido con la muestra la incluye como «Atleta masculino SA 3». Según Burns, «nunca firmé un formulario que se refiriera a mí como atleta masculino y que firmé con el alias de SA Atleta Femenina 2, ya que fui la segunda atleta femenina en ser analizada».

El formulario de control antidopaje, que debía enviarse a Burns inmediatamente después de rellenarlo, se envió a una dirección de correo electrónico equivocada. CrossFit afirma que el error se debió a un problema de autocorrección por el uso de un iPad.
El DCF es importante porque contiene el número de muestra como prueba de que el atleta firmó reconociendo esa muestra específica como suya. Según el tráfico de correo electrónico revisado entre CrossFit y Burns, CrossFit declaró en nombre de la oficina, «usted completó toda la información personal en el Formulario de Control de Dopaje (DCF) para el número de muestra (redactado). Le pidieron que verificara que la información era correcta y observaron cómo firmaba el formulario y pulsaba el botón de envío».

CrossFit, a través de su correspondencia por correo electrónico con Burns, hizo dos admisiones: Que el oficial de control de drogas «admitió que cometió un error administrativo al hacerle completar un formulario destinado a un atleta masculino», y «El control de drogas en el evento Fittest en Ciudad del Cabo no fue indicativo de cómo se realiza normalmente el control de drogas en los eventos de CrossFit.»

La FICT sólo examinó a un equipo, CrossFit Commit Okavango, en lugar de a todos los equipos que recibieron el dinero del premio. Según el reglamento de la temporada de los Juegos, es necesario realizar un control antidopaje para cobrar el dinero del premio o pasar de las semifinales a los Juegos.

Según uno de los organizadores de las semifinales, sólo se somete a prueba a un hombre y una mujer de cada equipo. Sin embargo, la FICT sometió a prueba a los cuatro atletas (tanto hombres como mujeres), pero no hizo la prueba a ningún otro equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here