Los CrossFit Games de Europa: The French Throwdown

French-throwdown 2018 españoles

La competición más importante de crossfit después de los Regionales tuvo lugar en París durante los días 22, 23 y 24 de junio. Esta ha sido su séptima edición y logró concentrar hasta 500 atletas de varias nacionalidades en la capital de Francia.

Decir que es la competición más importante de Europa no es un hecho subjetivo, simplemente con ver los podios de las principales categorías podemos observar el nivel de los atletas.

MASCULINO

Willy George, el primer francés en clasificarse para los Reebok CrossFit Games en los pasados Regionales de Europa Sur, fue el ganador de la categoría Elite.

David Shorunke, que ya estuvo en los Games de 2016 y es habitual en Regionales, se tuvo que conformar con la segunda posición ante la impresionante actuación de Willy, quien se mostró intratable en todos los WOD, ganó tres eventos y en otros tres quedó segundo de un total de ocho.

En tercera posición de masculinos Elite se clasificó Casper Gammelmark, el danés que aparte de ser un habitual de Regionales, también se le ha visto por competiciones nacionales en España.

FEMENINO

En el cuadro femenino, Jacqueline Dahlstrom, la noruega afiliada al box español C23, ganó la categoría Elite. En los pasados Regionales no mostró todo el potencial que tiene dentro pero en este French Throwdown se ha quitado la espina, ganar dos eventos y mantenerse en lo alto de la tabla durante los tres días de competición le sirvió para llevarse la victoria en la capital francesa.

En segundo y tercer lugar empataron dos atletas con experiencia en Regionales. Para el desempate se recurrió a las bases de la competición que dieron la segunda plaza a Sara Armanius, ex campeona del French, por haber ganado un WOD más que su contrincante. En tercera posición y pese a ganar el WOD final se colocó la atleta luxemburguesa Angonese Manon, quien estuvo muy cerca del top 10 en los regionales de Europa.

Sobre la competición

El despliegue de medios del French Throwdown no tiene nada que envidiar al de Regionales, la competición se celebró en el estadio de Charléty, contaba con dos escenarios principales, un campo de fútbol donde estaba montado un rack con 20 calles y que en las tandas de equipos llegó a albergar a cuarenta atletas, que unido a la pista de atletismo del propio campo sirvió para la mayoría de eventos. El césped del estadio fue el escenario para el evento de 100 metros de hand stand walk y para los yugos pesados, y cuando digo pesados significan hasta 280 kilos por atleta en la categoría masculina y 200 kilos en la femenina.

Por otro lado estaba el «Dome», una pista más pequeña y cerrada que sirvió para los WOD con kettlebell, burpees, sacos, saltos a caja y bikerg y hang clean and jerk con mancuerna.

Otro de los detalles que marcan esta competición como “top” fue el despliegue de personal durante toda la competición, jueces bien instruidos, un jefe de jueces pendiente en todo momento de que se cumplieran todos los estándares, voluntarios para ayudar a los atletas, personas encargadas de hacer los cambios de material de una forma rápida y eficiente entre WOD y WOD.

Y por supuesto el cumplimiento de los horarios, con una puntualidad espectacular, todos los tiempos medidos y con gran precisión.

La organización hizo sentir a los atletas que estaban en una competición muy seria, con las ideas muy claras y en la que ha habido mucho trabajo detrás.

La intención de esta competición de ser la número uno de Europa y de las más importantes del mundo después de los CrossFit Games también se mostró en el primer evento, donde el primer día, viernes, se citó a los atletas y equipos Elite a las seis de la mañana para montarles en un autobús y dirigirles a un tercer escenario desconocido para los atletas. Este nuevo escenario resultó ser un lago, donde los atletas hicieron un WOD de carrera y natación.

ATLETAS ESPAÑOLES

Múltiples nacionalidades y atletas conocidos compitieron mano a mano en París y, por supuesto, atletas españoles disfrutaron de esta competición exigente y de gran importancia en el calendario de todo buen crossfiter. Vimos atletas españoles en las categorías Elite, Rx, máster, teens y equipos.

En categoría Élite masculina, nuestro mejor atleta fue Fernando Martín, que ganó el primer evento de la competición. El siguiente español en la tabla fue Javier González, quien parece recuperado de viejas lesiones. Damián Martínez consiguió una cuarta posición en el evento de burpees y thruster con kettlebell, mostrándose muy constante durante todo el WOD.  Destacamos también la actuación del cuarto atleta español en esta categoría, Jesús Ruiz.

En la parte femenina nuestra única representante Elite fue Judit Torrabadella, quien después de Regionales se ve con más ganas de seguir compitiendo.

Desde Area CrossFit, el equipo de The Walking Dead luchó en una categoría muy exigente.

En categoría Rx masculina recalcamos el nombre de Javier Heredia, que se metió en la final y consiguió un gran cuarto puesto. José Gallego, en cambio, se quedó a un puesto de meterse en la final y se contentó con una sexta plaza. Asier Sánchez, por su parte, estuvo muy cerca de entrar en el top 10.

Elena Carratalá, que brilló en un par de WOD, pagó caro un mal segundo día, lo que le apartó de la final y la relegó a una séptima posición muy destacable debido al nivel de las demás atletas. La atleta de CrossFit las Rozas, Bea Portela, también compitió en esta categoría.

En equipos Rx tuvimos dos representantes, por un lado CrossFit Rockheart y por otro el equipo de Green and Gold, formado por atletas de CrossFit Eolo y CrossFit Queiron.

En categoría Teens obtuvimos el único podio español, firmado por Pedro Crespo, que con su segunda posición aspira a lo más alto en el futuro. Manuel Dobón y Alberto Rodríguez aunque no se metieron en la final dejan claro que darán que hablar en los próximos años.

Paloma Pereira experimentó de primera mano el nivel de las chicas hasta 18 años. También estaremos atentos a su evolución.

De los más pequeños de la competición pasamos a los atletas masters. Virginia Finol y Sheila Alonso compitieron en la categoría de más de 35 años.

En master de más 45 años, David Madina estuvo muy cerca del podio pero finalmente quedó cuarto.

Gran trabajo el de todos los españoles que se desplazaron a París, no sólo de los atletas sino también el de todos los acompañantes que se dejaron la voz en la grada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here