¿Cuáles son las diferencias entre halterofilia y powerlifting?

0
2877
diferencias-entre-halterofilia-powerlifting-2
- Colaboradores -

El crossfit es un sistema de acondicionamiento físico que mezcla distintas disciplinas, entre las que se encuentran los deportes de fuerza –mayormente, halterofilia–. Dentro de estos deportes, a menudo son confundidos dos de ellos, que si bien podría decirse que su base es la misma, no tienen nada que ver. Hablamos de halterofilia y powerlifting.

¿Cuáles son las diferencias entre halterofilia y powerlifting? ¿En qué consiste cada uno?

Halterofilia

Es un deporte de fuerza olímpico, cuyo objetivo es levantar una barra cargada con discos, los cuales determinan el peso final del conjunto –denominado haltera–, desde el suelo hasta la total extensión de los brazos por encima de la cabeza. Existen dos modalidades: arrancada (snatch) y dos tiempos (clean & jerk).

En la arrancada, se ha de realizar el levantamiento de una vez y sin interrupción. En el dos tiempos, como indica su nombre, se ejecuta primero la cargada (clean), consistente en levantar la barra hasta los hombros y, tras una corta pausa, se hace el envión (jerk), llevando la barra desde los hombros hasta la posición final del levantamiento, por encima del cuerpo del levantador.

Powerlifting

El levantamiento de potencia, o más comúnmente llamado powerlifting, es un deporte de fuerza que tiene como objetivo levantar una barra cargada con discos constando de tres modalidades para ello: sentadilla, press de banca y peso muerto.

Si bien este deporte no es muy conocido como tal, sí lo son sus modalidades, al ser la sentadilla, el peso muerto y, en menor medida, el press de banca ejercicios básicos usados muy frecuentemente en crossfit.

Diferencias entre halterofilia y powerlifting

Habiendo entendido en qué consiste cada deporte, es fácil observar el poco parecido que hay entre ambos más allá de estar englobados en la categoría de deportes de fuerza. Aquí las diferencias:

Dirección de aplicación de la fuerza y técnica

La dirección de aplicación de la fuerza en estos deportes es muy diferente, donde únicamente en la halterofilia la carga tiene que ser dirigida verticalmente por encima del cuerpo del atleta, dificultando en gran medida el levantamiento por simple física.

Es por ello que, si bien ambos requieren de mucha técnica para poder realizar un levantamiento de forma efectiva y segura, la halterofilia está un paso más allá.

Cualquiera que empiece a practicar ambos, progresará de forma mucho más rápida en powerlifting debido a la simple trayectoria del movimiento en cuestión, algo que no ocurre con la halterofilia, donde la perfección técnica es muy difícil de alcanzar y requiere de años de entrenamiento.

Fases del levantamiento

En cualquier movimiento de powerlifting debe haber una fase excéntrica y otra concéntrica. En halterofilia no existe la parte excéntrica –al menos en competición–, ya que la barra se deja caer una vez se ha completado el levantamiento.

Además, una diferencia fundamental en halterofilia es que lo que podría parecer un solo movimiento, se divide –simplificando– en dos: tirón y recepción. Y es otra de las razones por las que este deporte es tan difícil de dominar, al necesitar de conciencia corporal para apretar unos músculos y relajar otros, además de todo el trabajo isométrico que requiere un levantamiento olímpico.

Velocidad de ejecución

Si observamos una competición de halterofilia veremos movimientos muy explosivos –predominio de la fuerza explosiva o potencia–, mientras en una de powerlifting la velocidad de los levantamientos será muy lenta –predominio de la fuerza máxima–.

Esto es debido a que la curva de fuerza-velocidad de un levantamiento de powerlifting está directamente asociada con los porcentajes submáximos de la RM (repetición máxima). Es decir, que si se busca levantar el máximo peso, la velocidad a la que se mueva la carga será muy pequeña.

Sin embargo, en halterofilia y por la propia naturaleza de ésta, la arrancada y el dos tiempos son movimientos muy explosivos. De otra forma, sería imposible elevarlos por encima del cuerpo del levantador.

Es común confundir estos dos deportes debido a las similitudes categóricas y por el material utilizado al ser muy parecido, pero como has podido observar, poco tienen que ver entre ellos.

Y tú, ¿practicas alguno de ellos o los descubriste gracias al crossfit?

- Colaboradores -
COMPARTIR
Ernesto Sánchez
Competidor de CrossFit, monitor de halterofilia y árbitro de la RFEF. Apasionado del entrenamiento en general y de la fuerza en particular.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here