Seis motivos por los que deberías competir en crossfit

1
1252
6-motivos-razones-competir-crossfit-fitness-deporte-competicion
- Colaboradores -
Nike – Toppost Regular
Reebok – Toppost outlet

Terminas tu entrenamiento de crossfit exhausto, te diriges a la pizarra, apuntas tu resultado y acto seguido empiezas a compararte con el resto del box.  Así empieza este sentimiento de competición que tanto caracteriza al crossfit.

Conforme pasa el tiempo sentirás la necesidad de medirte con gente de otros boxes, ya seas un Rx hecho y derecho, un escalado novato, un máster experimentado o busques competir por equipos, ¡estás de suerte! con casi total seguridad vas a tener una competición cerca de tu ciudad, tan solo tendrás que buscar y ser cuidadoso con las fechas de inscripción.

Hay que tener en cuenta que todo el mundo puede competir, pero hay que ser conscientes de cuáles son tus objetivos y qué estás dispuesto a hacer por ellos. Puede que busques un estímulo mayor que el WOD de clase o que quieras preparar una competición a nivel nacional o incluso internacional.

La primera competición que puede que te venga a la cabeza son los Reebok CrossFit Games: el sueño de todo competidor de crossfit, aunque poco realista y al alcance solo de unos pocos privilegiados que pueden decir que se ganan la vida como atletas de crossfit.

Ante este panorama no hay que venirse abajo. Lejos quedan los inicios del crossfit en España hace casi siete años, donde las competiciones eran escasas, con un número de participantes y público reducidos. Hoy en día, el que quiere competir en crossfit lo tiene fácil, ya que prácticamente todos los meses hay al menos una competición.

Sin embargo, hay personas que  se muestran reacias a competir en este deporte. Por eso, desde INFOWOD vamos a darte seis motivos por los que  deberías competir en crossfit.

Experiencia

No encontrarás dos competiciones iguales, puede que duren uno o varios días, que sea en la playa, polideportivo o en un box, y todas con eventos particulares que medirán diferentes cualidades del fitness.

Ya sea la primera o la última competición a la que asistes, seguro que aprendes algo nuevo, algo que hará que sigas creciendo como atleta y que te forjará para las próximas.

Comunidad

Si algo caracteriza al crossfit es su comunidad, y en todas las competiciones se agranda. Verás a atletas que hasta entonces solo podías seguir por las redes sociales y durante algunos WOD serán tus rivales e intentarás batirlos, aunque una vez termine la competición, puede que hayas ganado un amigo.

Además, al igual que ocurre en el box,  el último en acabar el WOD será más coreado que el primero, sintiendo el calor de los asistentes.

“Juguetes nuevos”

Puedes tener la suerte de probar “herramientas” o elementos que no tienes en tu box, como por ejemplo, la assault bike o air runner, skierg, chalecos lastrados, balones medicinales enormes, peg board, worm, barras de halterofilia para tres personas  o simplemente elementos con los cuales no habías podido entrenar antes.

Esto desafiará tu nivel de adaptabilidad a lo desconocido y demostrará lo bien que te puedes desenvolver en una disciplina inexistente para ti.

Representar a tu box

Al fin y al cabo, los competidores son fiel reflejo de cómo se entrena en su box y lo bueno que ha sido su entrenador.  

De modo que cualquier competición es el escaparate perfecto para ver el nivel de tu centro de crossfit y  comprobar al mismo tiempo qué boxes invierten tiempo en sus atletas, trabajando en sus puntos débiles y potenciando los fuertes.

Golpe de realidad

No vamos a engañar a nadie, competir saca a relucir tus puntos más débiles. Debes estar preparado para ello y,  aunque a veces pueda ser frustrante ese muscle up que no sale, las calorías de remo que no suben, los double unders que se atascan, andar haciendo el pino que se hace eterno, pino flexiones, pesos estancados etc… El hecho de vivirlo en una competición te dará un aliciente extra para seguir entrenando y mejorando esos puntos débiles.

Sin olvidar a los jueces, aquellos que no serán tan permisivos como lo pueden ser en el lugar donde entrenes y mirarán con lupa los rangos de movimiento. Si sueles ir justo en tu box, puede que salgas un tanto quemado con las NO reps.

Hay que aceptar su labor, que deberán ser estrictos para que gane el que más lo merezca.

Motivación

Tras la competición estarás cansado y puede que tomes dos caminos: jurar que nunca jamás vas a volver a competir porque ha sido la peor experiencia de tu vida o puede que tengas ganas de superarte en la próxima, seguir entrenando y mejorando aquello en que has fallado. Volverás a competir y lo harás más fuerte, más rápido y más en forma.

Finalmente, la elección de competir es propia de cada uno y te aseguramos que nadie acaba una competición sin dolores musculares y sin agujetas al día siguiente, pero esto es crossfit y es lo que nos gusta.

Y tú… ¿Vas a competir?

 

- Colaboradores -
Wodbox – NovDic17 – Footer
COMPARTIR
Adrian Magallón
Ingeniero maño, competidor en Crossfit y Halterofilia. Por las mañanas en la oficina y por la tarde en el Box. Adicto al chocolate y al dulce en general. Aprovechando el tiempo libre para viajar y visitar boxes de Crossfit. Inseparable del "hook grip" y haciendo de la sentadillas un estilo de vida.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here