Incluye la cinta de correr en tus entrenos

    El deporte se ha convertido en una de las actividades más beneficiosas para cuidar de nuestro cuerpo; sin embargo, cuando nos introducimos en la práctica deportiva cometemos el error de pensar que, para conseguir determinados resultados, debemos prestarnos solo a realizar un conjunto de actividades específicas.

    Si bien es cierto que dentro del ámbito deportivo existen múltiples formas de trabajar la estructura corporal, es importante que tengamos en cuenta que tan importante es la fuerza como el cardio para conseguir unos resultados óptimos.

    Cómo conseguir los mejores resultados en tu entrenamiento

    En los últimos años, los expertos coinciden en que, para conseguir el mejor estado de salud posible, hay que realizar una combinación de ejercicios tanto anaeróbicos (los que comúnmente denominamos como “hacer pesas”) como ejercicios aeróbicos.

    Casi todas las personas, en algún momento de nuestras vidas, nos hemos planteado que ese ejercicio aeróbico perfecto para perder esos kilos de más, o simplemente para tener un mejor estado de salud, es correr. Sin embargo, no todos estamos hechos para atarnos nuestras zapatillas deportivas y salir a la calle a correr, bien sea porque vivimos en una zona que no invita a ello, por las condiciones climáticas de la ciudad en la que vivamos o, simplemente, por pereza. Es aquí donde entran las que se pueden convertir en nuestra mejor aliada, las cintas para correr.

    Entrenamientos para realizar en cintas para correr

    Existen multitud de funciones que podemos aplicar a la hora de utilizar cintas para correr: fijar la velocidad a la que queremos correr (km/h), la inclinación que queremos para nuestros ejercicios, o hacer combinaciones de HIIT en cinta, que se está convirtiendo en una de las mejores actividades que podemos realizar en los últimos años.

    Beneficios del HIIT en cintas para correr

    Para quién no esté familiarizado con el HIIT, este tipo de entrenamiento se basa en la realización de ejercicios en intervalos a una alta intensidad, y está muy enfocado a conseguir una mayor resistencia y fuerza del grupo muscular que se esté ejercitando. Gracias a este tipo de entrenamiento, que suele oscilar entre los 4 y los 30 minutos, se consigue una elevada quema de grasa (lípidos).

    La realización de ejercicios de HIIT en cinta de correr serán las principales responsables de que nuestras condiciones físicas mejoren en apenas una tercera parte del tiempo que tardaríamos con sesiones de cardio moderado.

    Lo ideal sería realizar unas sesiones donde estemos continuamente intercalando correr a nuestra máxima capacidad durante 30-40 segundos, para luego reducir durante 15-20 segundos nuestro ritmo cardíaco corriendo a una intensidad en torno al 50 % de nuestra capacidad.

    Repitiendo estas sesiones en la cantidad de intervalos que nuestro cuerpo permita (lo ideal sería que estos intervalos oscilen entre 6-10 repeticiones), veremos un rápido incremento no solo de nuestras capacidades físicas, sino también una mejora de nuestro aspecto físico al potenciar esa quema de grasa y mantenimiento muscular, así como una gran mejoría en nuestro estado de salud.

    Si estás pensando en darle una oportunidad a las cintas para correr, y eres de esas personas que prefiere hacer ejercicio en casa o no dispone de mucho tiempo para realizar entrenamientos de larga duración, sin duda alguna un entrenamiento de HIIT en cinta para correr es la mejor opción para conseguir ese estado de forma que tanto tiempo llevas buscando.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here