Edu Puig-Antonio Alves, un binomio que dará que hablar en el mundo del CrossFit

El laureado exatleta de CrossFit ha empezado una mentoría con Edu Puig para que se convierta en pocos años en uno de los mejores CrossFiters de España

Cuando una puerta se cierra, una ventana se abre. Este es un buen refrán que muchos usan cuando alguna etapa de su vida pone fin. Es el caso del atleta y propietario del CrossFit Blau, Antonio Alves. A sus espaldas, muchos triunfos y actuaciones memorables como el bronce y la plata en el Athens Throwdown, el oro y el bronce en el French Throwdown o el oro de este mismo año en el Wodapalooza de Miami, Florida.

Una carrera llena de hitos que pone fin después de 10 años dándolo todo. Su periplo por este deporte empezó en 2012 tras echar una mano para promocionar CrossFit Portugal. No obstante, y a pesar de una década gloriosa, el atleta del CrossFit Blau estará ligado a este deporte después de hacerse pública su mentoría a Edu Puig.

«Todo empieza en París en el French Throwdown este junio. Edu vino a darme apoyo en uno de los Wods, nos conocimos y fue todo muy natural. El último día comemos juntos con su padre y Edu me explicó sus planes de futuro. Yo ofrecí mi ayuda y que sería un honor tenerlo como Atleta en CrossFit Blau. Dos semanas después, Edu vino a CrossFit Blau con su Padre y hablamos un rato del plan que yo tenía para Edu, y ese mismo día entrenamos juntos y desde entonces no hemos parado», recuerda Antonio el primer contacto que tuvieron los dos atletas y expone que «dentro de 2 ó 3 años, Edu será de los mejores atletas élite de España. Eso sí, si tiene cabeza -que la tiene- y paciencia».
«Yo creo que uno de los elementos fundamentales de esta historia es el aprendizaje. Porque cuando pare de buscar y enfadarme, cuando un entrenador me decía que no estaba dispuesto a entrenarme y decidí enfocarme en entrenar, fue el momento que me encontré con Antonio. Tuve claro que aprender de alguien que ha ganado el FTD o Wodapalooza me daría una experiencia increíble», expone el joven atleta Edu Puig.
Tanto Antonio como Edu, se ponen de acuerdo a la hora de establecer los objetivos: «Ahora mismo el objetivo a corto plazo (5 semanas para ser exactos) es el Madrid Championship. Debido a que el cambio de Teen a Élite (solo me queda un año) es un salto muy grande. Similarmente como el sueño de muchos a largo plazo me gustaría ir a los Games aunque ahora ese objetivo no está en el ‘top de mis prioridades’ sino el disfrutar del camino de llegar a esos objetivos», dice Edu. Antonio va más allá, y no solo se refiere a competiciones en sí: «El Plan es que Edu gane mucha experiencia en Eventos de alta calidad y conocidos a nivel Nacional e Internacional como el FTD donde quedó 5° y fue su primera competición».

En todo deporte, no solamente lo único esencial es aquello puramente deportivo. Si no que hay otros factores que intervienen. Entre Antonio y Edu se ha forjado una gran relación. Antonio expone que «Personalmente entrenar con Edu es un superregalo. Subí mi nivel de entreno muchísimo, y a un ritmo mucho más agradable.

A nivel personal he ganado un gran amigo, como un sobrino querido, a quien disfruto ver como él disfruta de los entrenos y de los resultados que está teniendo».
Edu también, solamente tiene palabras de elogio para su mentor: «la relación es eléctrica. Porque aunque estemos en distintos voltios de energía y edad, nos entendemos perfectamente y nos exigimos mutuamente. Un elemento que hay que destacar de Antonio es, que no solo es un coach, sino que es también un atleta. Yo creo que, el poder compartir la experiencia de estar en la posición de competición, saber superar los nervios, y entender lo que se tiene que sacrificar, es experiencia da un confort muy grande. Además, al entender qué se siente al estar en la posición de competición, superar los nervios, y saber que es lo que se tiene que sacrificar y poder compartir esa experiencia, da un confort muy grande. Además, Antonio lleva bastante tiempo en el mundo del CrossFit y entiende perfectamente como funciona este mundo y me ha ayudado a incorporarme y darme a conocer. Cuando entrenamos siempre hay competencia entre los dos porque ambos queremos ganar, pero siempre mantenemos el carisma de ayudarnos mutuamente. Sin embargo, tanto fuera y dentro del box la admiración es mutua y superpositiva, llena de risas y buen rollo. Se dice que en la cima de la montaña es solitaria…. Pero estoy en desacuerdo, porque si consigo llegar a la cima quiero llevarme a gente conmigo» concluye Edu Puig.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here