Tipos de personajes que te puedes encontrar en un box. ¿Qué clase eres tú?

1
1797
personajes-box-crossfit-tipos-infowod
- Colaboradores -

La fauna del box es diversa y entre ella se puede encontrar un montón de especímenes que conviven (convivimos) allí cada día. Diferentes objetivos, edades y sexos se dan cita diariamente en el salón de tortura en busca de sus objetivos personales, uno por cada persona que cruza las puertas del infierno más deseado.

Están desde los que quieren ponerse más fuertes hasta los que necesitan perder unos kilillos, pasando por los que se preparan para competir, los que han encontrado en el Crossfit su pasión, los que van porque está de moda o simplemente lo hacen como hobby para desestresarse…

¿A cuántos de estos personajes de box conoces? ¿Y cuál eres tú?

  1. Noveles:

    Llevan muy poco tiempo, son nuevos en el box, son unos inexpertos y todo les resulta extraño en este deporte. Observan a los más pro con cara de asombro. Al comienzo de cada Wod miran con cara de pez fuera de lugar y ojos desencajados lo que pone en la pizarra sin tener la más remota idea de los ejercicios que van a tener que ejecutar esa día. Creen que jamás lograrán hacer muscle up o un handstand push ups pero les gusta escuchar las historias de los que en su día fueron novatos y han llegado a realizar barbaridades con la barra, las anillas y demás artilugios, por lo que no pierden la esperanza ni las ganas de pasar a otro nivel.

  2. Compulsivo obsesivo:

    En el lado opuesto del novel perdido en un universo repleto de objetos no identificados, se encuentran los reyes del mambo. Son los crossfiteros que entrenar como si no hubiera un mañana. Tener metas y objetivos es bueno, obsesionarse con ellos no tanto. Este tipo de compañeros de batallas son dignos de admiración por todo los logros que han sido capaces de conseguir. Aunque, pueden pecar de conversación monotemática en algunos casos, entre los games, la dieta paleo y los rep/no rep… Pero es bueno tenerlos dentro del clan a la hora de tener alguna duda, suelen ser buenos en dar consejos y sirven de ejemplos a seguir.

  3. No les falta un detalle:

    Pueden ser los más aventajados o llevar menos tiempo en el mundo del Crossfit, el nivel en el que este espécimen se encuentre es totalmente independiente a su disfraz. Dispuesto a darlo todo en el box con sus última versión de las zapatillas Reebok CrossFit Nano, y si te descuida hasta se plantan con dos pares dependiendo del tipo de entrenamiento. Además de sus mallas de compresión o pantalones cortos de edición especial y camiseta personalizada. Y a las damas no les he suficiente con un sujetador deportivo, ellas usan los Crossfit Bra para que todo se mantenga en orden cuando realizan los burpees, sprints y demás acrobacias. Tener en cuenta que el outfit crossfitero no está completo sin los complementos más típicos, como son una banda para el pelo, guantes y muñequeras. Si estás pensando comprarte cualquier material, lo mejor es preguntarle a ellos, son los mejores en aconsejarte último modelo, cualidades y comparativas calidad-precio.

  4. Sin camiseta:

    Tienen la virtud de no necesitar la camiseta para entrenar. El torso de estos figuras está más esculpido que el de David de Miguel Ángel y el de las chicas ni la Mujer Maravilla de DC Comics o Tormenta miembro del grupo de los X-Men creado por Len Wein y Dave Cockrum tienen nada que envidiar a las crossfiteras que tienen el mágico poder de moverse por el box como superheroínas del siglo XXI.

  5. Expertos en nutrición:

    Para quien no se ha enterado: “¡El pollo con arroz paso a la historia señores! Ahora hablamos de la dieta paleo, comer dependiendo del tipo sanguíneo, la “carne feliz”, la avena, Wheatgrass juice, detox y todo un mundo nuevo por descubrir. Son la guía más cercana a cómo mejorar el rendimiento deportivo gracias a la alimentación. Gurús de la nueva honda orgánica, no solo saben las cualidades nutricionales de cada alimento, también te pueden dar consejos de donde adquirirlo al mejor precio y los nuevos restaurantes y shops de licuados de moda.

  6. Sistemáticos:

    Son los típicos personajes metódicos que controlan todos los aspectos del entrenamiento y cumplen al pie de la letra lo que les dice su coach. No se saltan un entrenamiento y apuntan todo, desde próximos objetivos, Wods, marcas personales… Son adictos al orden y a tenerlo todo bajo control. No engañan a nadie, ni a ellos mismo. Puros animales de superación constante.

  7. Van y vienen:

    La antítesis de los sistemáticos, ellos van y vienen por el box. Son aquellos crossfiteros que tienen altibajos en el seguimiento de sus rutinas de entrenamiento, contrastando los periodos que entrenan más de la cuenta, con los que se pasan unos cuantos días sin aparecer, pudiendo llegar incluso hasta meses. Las causas suelen ser diversas, ya sea por cuestiones laborales, vacaciones, épocas navideñas que duran más de los estimado… Podrían llegar a más dentro del mundillo, pero ellos se conforman con echar un rato divertido y estar en forma dentro de sus posibilidades.

  8. Cotorras:

    El Crossfit es un deporte social y si hay una cosa que le gusta a la mayoría de las mujeres, sin importar su procedencia, es esa parte de extrovertida y comunicativa que invita el box. No quiero decir con ello que no trabajen con las misma intensidad que el género opuesto o el resto de compañeras, es que “la vida es mejor si se comenta”. Pasa un poco como con las películas.

  9. Hombre fuente:

    Al igual que la mujer cotorra es un tipo de personaje femenino por excelencia, el hombre fuente suele estar vinculado a un avatar masculino. Provienen de la época de los gimnasios y las sesiones de Spinning en discotecas con bicicletas estáticas, pero se cuela en cualquier lugar. Son seres con la habilidad casi innata de sudar más de lo una toalla, bandana o camiseta transpirable pueda absorber.

  10. Tarzán de la jungla o Jane en su versión femenina:

    Si el hombre fuente emana su esfuerzo por los poros, Tarzán y Jane descargan su vigor y sacrificio por sus cuerdas vocales emitiendo toda clase de sonidos que van desde rugidos en plan león a gemidos extraños que si cerramos los ojos podemos llegar a pensar que estamos en cualquier otro lugar… Rienda suelta a la imaginación de cada uno.

  11. En el limbo:

    Son entrañables… Viven en un mundo paralelo al resto y puede que un día tropiecen con el cubo que lleva toda la vida en el mismo sitio, tiren todo el magnesio al suelo y todavía se queden mirando con cara de ¿cómo ha podido pasar esto? Otro día, por no decir la mayoría, se giran con la barra sin pensar que en el box suelen coexistir al menos otras 15 personas al mismo tiempo. Total, que a pesar que son personas muy apreciadas y queridas, a la hora de entrenar mejor colocarse un poco distanciado de ellos por eso que dicen “es mejor prevenir que lamentar”.

 

¿Eres de los que vas al box hecho un figura patrocinado por Reebok o todavía se te pone cara de búho cuando llegas y ves el Wod? ¿O quizás eres de los que acapara todos las miradas por ser el más pro de la manada? Yo creo que encajaría con el estereotipo del que va y viene mezclado con señora hierbas experta en licuados. Eso sí, mis preferidos sin lugar a duda son los “sin camisetas”. ¡Qué alegría terminar reventada, sudorosa, con la lengua fuera y mirar al horizonte para ver tremenda obra de arte! Qué le vamos a hacer, cada uno busca su propia inspiración para venirse arriba…

Y tú, ¿con cuál te sientes identificado?

 

- Colaboradores -
COMPARTIR
Teba Siles - Periodista
Especialista en Marketing, Comunicación y Diseño Gráfico. Dircom y Community Manager. Periodista, con amplia experiencia en el mundo de las revistas de tendencias. Positiva de actitud, la vida se afronta mejor con una sonrisa. Inquieta y con ganas incansables de aprender. Soñadora empedernida. Enamorada de los retos y las listas de objetivos por cumplir. Apuesta decididamente por la innovación y la creatividad como solución a la mayoría de los problemas. Amante de los caballos y aficionada al running & fitness.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here