¿Conciliar crossfit y embarazo? ¡Sí se puede!

3
1497
crossfit-embarazo-embarazada-maria-infowod

“Estoy embarazada, no enferma”. Este es un comentario muy común entre mujeres deportistas embarazadas que quieren continuar con su vida normal y se enfrentan a las críticas de aquellos que quieren limitar, sin argumentos, sus entrenamientos rutinarios  por el mero hecho de estar en periodo de gestación. Comienza para nosotras un camino en el que buscaremos sentirnos seguras con lo que hacemos sin entrar en la renuncia de algo tan beneficioso para el ser humano como es el ejercicio físico.

“Estoy embarazada, no enferma”

Es normal que en el momento  de recibir la noticia te asalten dudas sobre si continuar con  tu vida normal previa al embarazo y por ello te pongas a buscar información sobre “embarazo y deporte”. Beneficios y riesgos sobre el embarazo y el crossfit aquí.
Aunque cada vez existen más reseñas y documentación sobre el tema, todavía la imagen de una mujer con panza y levantando pesas llama la atención y genera preguntas acerca de los riesgos de la práctica del crossfit estando embarazada. Pero, además de toda la información y los consejos de especialistas que puedas recabar, sobre todo tendrás que utilizar el instinto maternal y el sentido común. Son solo nueve meses en los que el cuerpo de la mujer es protagonista de la maravillosa tarea de gestar a su hijo.

Por mi experiencia personal en materia deportiva te diré: “no hagas nada que no te apetezca, ya tendrás tiempo después del parto, no te agobies, realiza las actividades físicas que te hagan sentir segura y con las que tengas experiencia previa”.  Es importante que cuentes con el apoyo de personal cualificado para guiarte en la realización correcta de los ejercicios y recuerda que, como atletas populares, realizamos deporte para disfrutar. Y, por supuesto, no debes pasar por alto todo aquello que te digan los especialistas avalados por estudios previos.

Estoy embarazada y quiero seguir haciendo deporte

Si acabas de recibir la noticia de que estás esperando un bebé, yo no me iniciaría en ninguna disciplina nueva, pero tampoco permitiría entrar en la consideración de mujer enferma y vivir los próximos nueve meses como tal. Si tu embarazo es normal y tu estado físico también, se puede mantener el ritmo de entrenamiento habitual previo al embarazo. Además, en tu día a día utilizarás ese instinto maternal tan maravilloso del que, como mujeres, estamos dotadas y disfrutarás de tu embarazo. Este periodo es único y tiene un principio y un fin, por eso te aconsejo que no te confundas y si te encuentras bien, disfruta de cada minuto.

En este caso una buena alimentación y ejercicio físico serán un buen tándem a mantener durante este periodo tan especial, si te has cuidado antes de quedarte embarazada no pienso que ahora sea el mejor momento para dejar de hacerlo, ¿no crees?

Beneficios del deporte en el embarazo

Si estás embarazada, puedes dar continuidad a la actividad física que practicabas antes, déjate llevar por tus sensaciones y por supuesto, hazlo siempre y cuando te siga aportando felicidad y salud. Si antes corrías, ponte las zapatillas y sal a correr, busca lo que te haga disfrutar y piensa que ahora corres con dos corazones. Estos nueves meses te puedes permitir hacer deporte pensando solo en pasarlo bien, ni ritmos, ni tiempo, ni obligaciones… “Solo tú, el bebé y a disfrutar del momento”.

Practicando deporte generarás endorfinas, entrarás en un estado de felicidad constante y eso lo disfrutará el bebé en tiempo real. Está demostrado que el estado de ánimo de la mamá afecta directamente al feto, así que, ¿se te ocurre un regalo mejor para tu hijo que esos instantes juntos llenos de felicidad?

Ahora es el momento de cuidarte más que nunca y el ejercicio y una alimentación equilibrada pueden evitar enfermedades que aparecen en el embarazo, acompañadas de una subida innecesaria de peso. Por ello, es importante buscar en tus actos diarios mejorar la calidad del embarazo, parto y post-parto en la medida de tus  posibilidades.

maria de la sen lopez embarazada
Foto cedida por Maria de la Sen

Esta es mi historia personal, todo lo que he expuesto en este artículo es algo vivido en primera persona en dos embarazos completamente normales y sin ningún tipo de anomalía materno-fetal. Actualmente me encuentro embarazada de 20 semanas, practico de forma habitual crossfit, sigo con mis rutinas deportivas al mismo nivel que antes y he conseguido mi segundo trofeo en este periodo de gestación. Entreno semanalmente cuatro días de crossfit y tres sesiones de cardio: dos de natación y una de carrera. Tengo controles médico-ginecológicos cada dos/tres semanas y el desarrollo del embarazo es completamente normal. Tamaño del feto, implantación y perfiles de desarrollo perfectos. Test prenatal no invasivo: ausencia de malformaciones cromosómicas.

Todas las pruebas maternas, peso, tensión… están por debajo de valores de riesgo; los perfiles en analíticas: glucosa, tiroides y colesterol en niveles óptimos. Y una apariencia, según me dicen, mejorada, ¿qué más podemos pedir?

En mi segundo embarazo he dado continuidad a mis entrenamientos y embarazada de cinco meses he conseguido mi segundo trofeo. Por lo que, a la pregunta inicial ¿se puede realizar ejercicio estando embarazada?, personalmente puedo afirmar que sí, ¡claro que se puede!

 

- Colaboradores -
COMPARTIR
Maria de la Sen López
Apasionada del deporte en todas sus modalidades pero especialmente del triatlón y ahora crossfitera hasta limites que no conocía en mi. El deporte me hace cada día mejor persona y trasmitir lo que a mi me da el maravilloso mundo es un de mis proyectos de vida. Estudiante de grado en Psicología, entrenadora personal, estudios universitarios en materia de nutrición, trabajadora en materia de seguridad. Objetivo diario: ser feliz y compartirlo.

3 COMENTARIOS

  1. María gracias por el artículo. Eres impresionante. Ojalá te lean matronas, Ginés y personal sanitario, así se empezará a plantear otra visión del embarazo. Abrazos. Gemma. Guadalajara.

  2. Muy bien explicado, sensato y positivo. Me encanta: “estoy embaraza, no enferma”. Ojalá que tu artículo llegue a muchas embarazadas y puedan vivir sus embarazos con tanta felicidad y “normalidad” como lo vives tú, estoy convencida que vuestros bebés también serán más felices. Muchas gracias!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here